TOP BOTTOM

Tensión en la lengua

Posted in  LA VOZ Y EL CANTO Sin comentarios

rolling_stones_logo

¿Por que puede aparecer tensión en la lengua?

Como ya he explicado en otras ocasiones, la tendencia de los músculos extrínsecos supra-hioideos (músculos relacionados con la mandíbula, base del cráneo, lengua y paladar) , de un cantante no entrenado, es la de participar en el momento de la ejecución de ciertas notas. Sobre todo, aparecen cuando nos aproximamos al primer puente (E4-G4 en los hombres y A4-C5 en las mujeres).

Estos músculos participan por que en el momento de acercarnos a las notas críticas el cerebro entiende que se va a de deglutir.

En en el canto no queremos dicha afección ya que no dejará vibrar las cuerdas vocales de una forma libre.

La tensión lingual es una de las causas (entre otras) de la participación de los músculos extrínsecos de la laringe en el acto de cantar.

¿Como se que tengo tensión en la lengua?

En el caso de la lengua, la afección aparece básicamente en la base de la lengua.

Ponemos el dedo justo debajo de la barbilla, si esta parte se endurece en el momento que empezamos a cantar es que tenemos tensión en la lengua, en concreto en la base.

¿Por que es tan importante eliminar la tensión en la base de la lengua?

La base de la lengua es la pared posterior de la laringe, por tanto, la tensión lingual se puede propagar a la laringe dificultando la vibración en las cuerdas vocales.

La laringe debe subir para poder conseguir afinar ciertas notas. Si tenemos tensión en la lengua, la laringe no conseguirá subir libremente provocando desafinación.

En ocasiones nos da la sensación de que hay cantantes que afinan pero la laringe no acaba de subir lo suficiente para que la nota sea clara. En este caso se dice que cantan con la laringe baja, el motivo puede ser la tensión lingual.

Soluciones

No es tarea fácil eliminar tensión en elementos que no controlamos su movilidad fácilmente, no obstante, voy a proponer unos ejercicios para ayudar en esta ardua tarea:

1 – Al cantar, poned la punta de la lengua tocando en los dientes inferiores, y a su vez, alejad la parte posterior (dorso-raíz) de la laringe. En resumen, sacad la hacia fuera.

2 – Una posición del dorso de la lengua alta también aleja la tensión de la laringe. En este caso debemos pensar en colocar el dorso cerca de los molares superiores.

3 – Hacer escalas con la sílaba -gui-:  la vocal -i- tiene una posición elevada de la lengua. Si hacemos ejercicios con la -i- ayudará a entender que es una laringe libre de tensiones. Por ejemplo, la vocal -a- implica una lengua baja, que es mucho mas susceptible de entorpecer a la laringe. La idea seria hacer una -a- con lengua alta, es decir, similar a la -i- pero sin perder la dicción (ni pa tí ni pa mí). Un buen ejercicio seria pasar de la -gui- a la -ga-  manteniendo la sensación de libertad.

En todos estos ejercicios debemos tener en cuenta el nivel de esfuerzo, es decir, no debemos hacer las pruebas con cambios extremos,  de lo contrario, podemos perder la dicción.

Los movimientos de la lengua están estrechamente relacionados con los de la mandíbula, así que, en ocasiones, la tensión en la base de lengua puede ser ocasionada por tensión en la mandíbula, pero eso, ya es otra historia…

Deja un comentario