TOP BOTTOM

Mi Reflujo

Posted in  LA VOZ Y EL CANTO Sin comentarios

Reflujo

Hace unos meses atrás noté algo en mi voz que no funcionaba bien. Después de levantarme por la mañana, una vez adentrado en mis ejercicios vocales diarios, empecé a notar que cuando me acercaba en el maravilloso mundo de la cuarta octava, la voz empezaba a sonar a rayos y sentía como las cuerdas vocales dejaban de vibrar de forma armoniosa. Al día siguiente me volvió a suceder, y me dije, que raro, será el tiempo?

Habían días que incluso la voz no empezaba a funcionar correctamente hasta las 19:00 de la tarde, lo cual me preocupaba enormemente ya que muchas actuaciones empiezan a dicha hora.

Decidí ir al médico. Me dijo que podría ser inflamación causada por el Reflujo Gastroesofágico y me recetó Omeoprazol.

Aunque es cierto que algún día noté alguna mejora gracias a este medicamento, mi problema persistía.

La causa de mi reflujo:

Mi horario habitual de cena era a las 22:00, en ocasiones a las 22:30. Independientemente del tipo de ingesta, el Kit de la cuestión estaba en el hecho de lanzarme al sofá de una forma obsesiva después de la cena,  y  que 10 minutos después de haberme aposentado me disponía a zamparme una buena dosis de frutos secos (ahora pienso… Menuda bomba!). Todo esto acompañado de un par de cervecitas, por supuesto…

Mi Solución:

Lo importante para mi ha sido eliminar cualquier estado de suma relajación después de cada comida. Aunque después de comer nos entre la “morriña” debemos  hacer un esfuerzo y permanecer en modo activo hasta al menos dos horas (como mínimo) después de la comida y/o cena. Por supuesto he eliminado los frutos secos de mi dieta nocturna, este tipo de alimentos hacían que mis cuerdas pareciesen alpargatas.

A día de hoy suelo cenar a las 20:00 p.m. y sigo activo duramte las dos siguientes horas. Después de esta espera lleva el momento de mi gran amigo el sofá y de mi aun mejores amigos los zumos de cebada, que no me los quita ni El Reflujo, ni mi madre, ni un casting con Deep Purple :). Gracias a este cambio de hábitos mis cuerdas están mejor que nunca…

Conclusión:

He querido explicar mi experiencia para que veáis que se puede luchar contra este enemigo de las cuerdas solo con un cambio de hábitos pero hay que tener en cuenta que cada persona es un mundo y  que hay muchas causas que pueden provocar reflujo. Si aparece el reflujo sin duda alguna hay que visitar al especialista, el nos ayudará a descubrir las causas. Pensad que el efecto del reflujo en nuestras cuerdas vocales puede ser  grabe en grandes dosis.

Accede para mas información sobre el reflujo gastroesofágico.

 

 

 

Deja un comentario